top of page
bg_textura_ipad.png

Nuestras historias

Articulamos la relación de productoras y productores mexicanos con tostadores de cafés especiales a nivel internacional, entendiendo las necesidades de todas las partes relacionadas, ofreciendo con esto un servicio basado en el bien común.

 

Trabajamos con las campesinas y los campesinos en el mejoramiento de la calidad, desde la selección de las variedades más indicadas para sus predios, dependiendo de la altitud y su micro-región, hasta la nutrición, control de plagas,  enfermedades, manejo de tejidos, cosecha, procesos, fermentaciones, secado y almacenamiento.

También acercamos a los consumidores a la realidad socio-económica-ambiental del entorno de las productoras,  productores y los cafetales.

 

No solo trabajamos con café, sino con las historias de familias comprometidas con su tierra y su cultura.

proyectos de investigación

equimitefondo.webp

el equimite cafetal biodinámico

Veracruz

El Equimite es un organismo agrícola vivo, con una visión holística, en donde promovemos la conservación, la diversificación y producción agrícola debajo del bosque mesófilo de las montañas de Coatepec; Veracruz,  dentro de un concepto llamado bosque comestible. 

Gibrán Cervantes Covarrubias, CEO y fundador de Bios Comunidad Sustentable, le dio vida al proyecto El Equimite en el 2012, ante la  genuina necesidad de concebir el ecosistema “cafetal” como un organismo vivo e integral, formando un santuario que convive con el bosque de niebla, su flora, su fauna y las comunidades. 

La finca tiene más de 20 años sin usar agroquímicos, lo que le permitió obtener la certificación orgánica, y posteriormente la biodinámica Demeter en el 2017. 

El Equimite es un laboratorio de investigación aplicada y desarrollo de tecnología para la resiliencia del cambio climático. Se ensaya con distintas metodologías dentro del marco de la agricultura regenerativa y se somete el café a diferentes experimentos y fermentaciones avanzadas para potencializar su valor.

Leer más...

gibran.webp
demeter_sinfondo.png
joya.webp
bg_texture1.webp

la joya

Veracruz

El Microbeneficio La Joya parece una edición inédita en la industria del café mexicano. La fórmula que Samuel Ronzón y su esposa, Gloria Hernández, han usado para darle forma a este proyecto, subvierte los viejos formatos de la caficultura tradicional. 

En el 2017, la Joya inició un esplendoroso camino que se ha encargado de fusionar el legado de dos generaciones con técnicas innovadoras, investigación, tecnología y procesos experimentales, en los que sobresalen las fermentaciones avanzadas. 

La filosofía de La Joya va más allá de la producción de café; busca dignificar el campo. En su narrativa, se cuestiona y desafía el orden establecido, así como la manera en que los actores de la industria se relacionan con el café, los entornos y la naturaleza.

Proyectos con enfoque de género y empalme generacional

bg_texture1.webp

maricela

Oaxaca

Maricela Esperón es una productora mazateca y emprendedora resiliente que convirtió su finca en un referente de calidad e innovación en su región.

Su pasado está marcado por un episodio que se remonta a su infancia, cuando su abuelo se negó a heredar la finca familiar a su padre, Miguel Esperón, por tener hijas mujeres.Sin embargo, Maricela desafió los prejuicios del patriarcado  y logró adquirir 6 hectáreas de tierra junto con su padre y hermano.

La productora encarna a una mujer carismática, fuerte, resistente, que nada contra la corriente, lo que se evidencia en su decisión de producir cafés naturales en una región donde la gran mayoría de los caficultores optan por el proceso lavado, debido a las noches frías y las frecuentes lluvias que se registran durante la estación seca.

marisela.webp
carolina.webp
bg_texture1.webp

Carolina patricio

Oaxaca

Carolina Patricio es una semilla de las nuevas generaciones que impulsan la floreciente producción de café en la Sierra Mazateca, Oaxaca. A sus 30 años, emerge como una pieza clave para resolver el puzle que su padre, Fidencio Patricio, comenzó a construir hace muchos años en el  mundo del café.

Dotada de un liderazgo innato, la productora se ha convertido en un referente destacado dentro del negocio familiar y en la región mazateca, donde logró introducir  la variedad geisha, una especie que no es común hallar  en estas zonas. 

Carolina aspira a posicionar su café tanto en el mercado nacional como en el internacional. Actualmente, es una aliada fundamental de la cafetería Casa Cardinal, a quien provee un café especial desde el año 2017.

proyectos de impacto

tlapajti.webp
bg_texture1.webp

Tlapajti

Veracruz

Históricamente, los agricultores y agricultoras de la Sierra de Zongolica, Veracruz, han cultivado café y otros productos agrícolas mediante métodos ancestrales y un escaso uso de agroquímicos. A pesar de su compromiso innato con la agricultura sostenible, se enfrentan a la carencia de un certificado que respalde la naturaleza orgánica de su café. 

Desde el año 2022, en alianza con el Instituto Bios Terra y Kaffeemacher; una destacada empresa tostadora en Suiza, estamos liderando un proyecto ambicioso con el objetivo de guiar a las pequeñas productoras y productores hacia una transición significativa, que reemplace la agricultura de recolección por la orgánica y regenerativa. 

El proyecto fue bautizado Tlapajti, que significa ‘curar’ en voz indígena náhuatl, haciendo referencia a los deseos de desintoxicar la tierra y revitalizar las comunidades cafetaleras mexicanas.

bg_texture1.webp

La Montaña Alta

Guerrero

Los mepas de La Montaña Alta, en la Sierra Madre del estado de Guerrero, han cuidado de la madre naturaleza desde hace siglos. Firmes entre los cafetales bañados por la niebla que desciende de las montañas más altas, las comunidades ensayan nuevas formas de vivir dignamente del preciado grano, incursionando en la producción de café especial.
 
Con el fin de mejorar sus procesos, elevar la calidad y encontrar un mejor precio, Ensambles Cafés Mexicanos y el Instituto Bios Terra han instalado cuatro laboratorios móviles en comunidades estratégicas, y dispuesto un personal técnico para capacitar a los y las campesinas en campo. 

Nuestra presencia también representa una firme declaración de rechazo a los oligopolios que, durante años,  se han abastecido del café guerrerense a un costo que menoscaba el derecho de las comunidades de obtener precios justos por su materia prima.

guerrero.webp
bottom of page